Cómo divorciarse en España. Pasos para iniciar un divorcio

Un divorcio es un trámite muy doloroso en la gran mayoría de las ocasiones y representa un momento realmente complejo. Nuestra vida, tal y como la conocíamos hasta ese momento, va a cambiar radicalmente, y debemos enfrentarnos a una situación desconocida, un nuevo escenario, al que se une una serie de cuestiones legales, que hace que todo lo percibamos muy complicado. Por eso es importante conocer cómo divorciarse en España.

Y es que una vez tomada esa difícil decisión de dar por finalizado un matrimonio, siempre surgen dudas como: ¿Cómo afrontar el divorcio? ¿Cuánto cuesta un divorcio? Desde nuestro despacho de abogados en Chiclana, vamos a intentar responder a estas preguntas y a otras más que pueden surgir a lo largo de este procedimiento.

Cómo solicitar el divorcio

Cuando a nuestro despacho viene algún cliente preguntándonos sobre cómo solicitar el divorcio o cómo conseguir el divorcio, desde el principio somos muy francos: no es un procedimiento muy arduo, pero eso sí, no se obtiene inmediatamente y exige dar unos pasos que se han de tener muy claros, para que en el futuro no tengamos que afrontar problemas indeseados.

Cómo solicitar el divorcio

Asimismo, destacamos que cada familia es distinta y por ello las soluciones a sus conflictos también son distintas, por tanto, cada divorcio es totalmente diferente. Por este motivo, el primer paso que debes dar es consultar con un despacho de abogados especializados en divorcios, que pueda asesorarte sobre las mejores opciones para ti y para tus hijos. Una consulta personalizada te servirá para conocer tus derechos y a no tomar decisiones a la ligera que puedan perjudicar a tu familia.

La Ley del Divorcio en España

En la tarde del 22 de junio de 1981, el pleno del Congreso de los Diputados aprobó la Ley del Divorcio en España, por 162 votos a favor frente a 128 en contra y 7 votos en blanco.

Veinticuatro años más tarde, se promulgó la Ley 15/2005, que modificó el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento civil, y es por la que actualmente se rigen los divorcios. Popularmente conocida como Ley de divorcio express, esta Ley del Divorcio en España incluye entre sus principales novedades que no es necesario separarse judicialmente primero, sino que cualquier matrimonio que desee poner fin al mismo, puede hacerlo directamente acudiendo al divorcio express. Tampoco es necesario esperar un año desde que se acabó la convivencia para solicitar el divorcio. Es suficiente con que hayan transcurrido tres meses desde que se celebrase la boda para solicitarlo, y tampoco es obligatorio, como ocurría anteriormente, justificar las causas.

Cuánto vale un divorcio en España

Una de las consultas más habituales que llegan a nuestro despacho de abogados en Chiclana se refiere al coste de un proceso de divorcio: ¿Cuánto vale un divorcio en España? ¿Cuánto me va a costar la ruptura de mi matrimonio?

Cuánto vale un divorcio en España

En principio, es necesario destacar que en España el precio de un divorcio no tiene un coste fijo.  Su precio varía en función de lo complejo que resulte y se ha de tener en cuenta diversos factores, como son, los hijos comunes, el régimen de visitas, la liquidación del régimen ganancial (si resulta que el matrimonio dispone de muchos bienes, los gastos del divorcio aumentarán, a no ser que se haya firmado una separación de bienes), etc.

Por último, apuntar también que el divorcio gratis no existe. Su precio dependerá de los factores anteriormente señalados, del tipo de divorcio que se elija y del abogado que se contrate.

Cómo tramitar el divorcio

Una vez aclarado estos puntos, pasamos a desvelar cómo tramitar el divorcio en nuestro país. Para los diferentes tipos que existen, desde Giménez & Asociados, aconsejamos acudir a un buen abogado, que no se limite tan solo a realizar los temas legales, sino que entienda por lo que estás pasando y se convierta en un apoyo, para confiarle absolutamente todo lo relativo a la materia legal. Así, al menos, es como trabajamos en Giménez & Asociados.

Para conocer cómo solicitar un divorcio, antes hay que conocer los diferentes tipos de divorcio, que analizamos a continuación.

Divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo, más conocido como divorcio express, tras la entrada en vigor de la ley 15/2005, es el más sencillo, rápido y económico y también el más aconsejable. Esto se es consecuencia, fundamentalmente, de que ambos cónyuges llegan a un entendimiento acerca de todos los términos relacionados con la causa, por lo que no es necesaria una sentencia judicial.

En líneas generales, para tramitar el divorcio express o de mutuo acuerdo se deben dar los siguientes pasos:

  • Que haya transcurrido un periodo mínimo de tres meses desde la boda.
  • Redacción de un convenio regulador donde los cónyuges dicen estar de acuerdo y manifestar su voluntad de disolver el vínculo matrimonial. Este convenio regulador existente ha de ser ratificado ante un juez competente.
Divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express

En el convenio regulador para un divorcio de mutuo acuerdo se debe especificar con total detalle las consecuencias que conlleva la ejecución del divorcio, es decir, todo aquello que se refiere al reparto de bienes que se comparten. En el caso de un divorcio con hijos, deberán quedar plasmadas las relaciones con estos, las pensiones de manutención, etcétera.

Al ser de carácter amistoso, en el divorcio express los cónyuges si lo desean puede compartir abogado y, de esta manera, puede representar a ambos en todos los procedimientos ante los Juzgados.

El letrado se encargará de redactar el convenio regulador por el que se regirá el divorcio de mutuo acuerdo que, por su puesto, se sustentará en el acuerdo que han alcanzado los cónyuges. Nuestra experiencia en intervención en muchos procedimientos de divorcio recomienda este tipo, ya que el coste emocional propio, de la familia y de los seres que nos rodean es mucho menor que el divorcio contencioso.

Divorcio contencioso

Cuando entre los cónyuges no se llega a un acuerdo para la regularización del divorcio, deben acudir al divorcio contencioso, una fórmula a todas luces más costosas y con más trámites y de mayor duración. Por tanto, es muy importante elegir a unos buenos y experimentados profesionales y ponernos en sus manos. En Giménez & Asociados tenemos amplia y contrastada experiencia en este tipo de divorcios.

El divorcio contencioso se diferencia del de mutuo acuerdo en que puede ser solicitado por una parte. Es decir, aunque una de las partes no esté de acuerdo, la otra podrá solicitarlo. Sin embargo, al igual que ocurre con el divorcio express, debe haber transcurrido tres meses desde el momento en que se contrajo matrimonio.

En el divorcio contencioso es necesario contar con un buen despacho de abogados

En el divorcio contencioso, se hace indispensable la presentación de una demanda contenciosa por vía judicial, donde se plasman los aspectos en desacuerdos y que se refieren a la separación. Obviamente, al no existir un acuerdo entre los cónyuges, no existe convenio regulador, de tal forma que le corresponde al juez dictaminar la situación en la que queda cada parte en la correspondiente sentencia de divorcio. 

En cuanto a la documentación que debe presentar, cabe señalar que son las siguientes:

  • Certificado de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento, en el caso de un divorcio con hijos.
  • Poder general para pleitos para ser representados por abogado y procurador.
  • Detallado patrimonial, con el objeto de cuantificar y valorar las medidas al respecto.
  • Certificado de empadronamiento (en algunos casos).

Divorcio ante notario

En España, desde hace poco tiempo, existe la posibilidad de divorciarse ante notario, abandonando así la vía judicial. ¿Cómo conseguir este divorcio? Los requisitos son que ha de ser de mutuo acuerdo y no puede ser un divorcio con hijos o discapacitados.

En la escritura notarial correspondiente, deberá constar la declaración de voluntad de los dos cónyuges de que quieren formalizar su divorcio y el convenio regulador. Aunque no haga falta poder judicial, sí que es recomendable que el convenio lo redacte un abogado especializado. Además, será necesario en la firma ante notario.

Divorcio ante notario

Esperamos haberte sido de ayuda para resolver sus dudas acerca de cómo divorciarse en España. Si tienes alguna cuestión al respecto, no dudes en ponerte en contacto con nuestro despacho de abogados especialistas en derecho de familia. Velaremos por tus derechos y los de tus hijos.

Cómo actuar ante una negligencia médica

Todo profesional de la salud ha de prestar una adecuada atención sanitaria a los pacientes y usuarios. Para lograr este objetivo, se han establecido unos estándares en la práctica médica, tanto a nivel de intervención como de curación, que cualquier sanitario tiene obligación de cumplir.

Es obvio que cualquier persona que se somete a una intervención quirúrgica o tratamiento médico está en riesgo de sufrir complicaciones, en mayor o menor medida o en un pequeñísimo porcentaje de probabilidad. Sin embargo, este riesgo se incrementa si el sanitario comete una negligencia médica. Cerca de 15.000 son las negligencias médicas en España cada año, según estimaciones de Statista, el reconocido portal de estadísticas online que pone al alcance del usuario datos procedentes de estudios de mercado y de opinión.  Pero ¿qué es una negligencia médica?

Qué es una negligencia médica

El Código Civil, en su artículo 1902, explica: “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”, por lo que entendemos que quien toma una decisión contraria a la Lex Artis, denominación que la jurisprudencia da para los niveles de calidad exigibles a los servicios profesionales, que cause un daño moral o físico, debe compensarlo.

Tipos de imprudencias o negligencias médicas en el código penal

En lo que se refiere a las clases de negligencias, la reforma del Código Penal realizada en el año 2015 modificó el régimen jurídico anterior, introduciendo una nueva distinción entre imprudencia grave y menos grave, que es donde se incluyen las negligencias médicas en el código penal.

De tal forma que, por imprudencia grave se entiende la omisión de aquel cuidado o diligencia que puede exigirse cuando el que la ejecuta no mide ni prevé sus posibles consecuencias y se expone irreflexivamente a producir un daño en las personas o en las cosas que pudo y debió evitar.

La imprudencia menos grave dependerá de la gravedad del hecho o lesiones para saber si se ha de tramitar por vía penal o se ha de acudir a un procedimiento civil.

Negligencia médica en el código penal

Asimismo, la negligencia médica en el código penal también hace alusión a la Imprudencia profesional referida a la ineptitud o ignorancia de las reglas de la profesión, ya sea porque los conocimientos requeridos no se posean, o porque poseyéndose no se actualizan; o porque la actuación choca frontalmente con el actuar adecuado a la actividad de que se trate. Esta imprudencia, en caso de ser castigada penalmente, conlleva la pena de inhabilitación profesional, además de la pena principal que corresponda. En su caso, pena de prisión.

Ejemplos de negligencias médicas

En este apartado del post, hemos incluidos tres ejemplos de negligencias médicas en España, para que de forma más clara puedan vislumbrar en qué consiste.

Ejemplo de negligencia médica por reducción de pecho

El 3 de febrero de 2015, el Juzgado de lo Penal Nº6 de Málaga condenó “como autor criminalmente responsable de un delito de homicidio por imprudencia del art. 142. 1o y 3° del Código Penal”, a un cirujano que intervino a la paciente de una reducción de pecho y liposucción abdominal, quien “no advirtió ni sospechó nada anormal en su paciente hasta el día sexto después de la intervención, fecha en la que le fue diagnosticada por el servicio de digestivo del referido Hospital las perforaciones intestinales causadas”.

El juez le impuso una pena de dos años y diez meses de prisión y la inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión médica por cuatro años. Además, la sentencia incluía que el cirujano debería pagar en concepto de indemnización 210.000 euros al marido e hijos de la fallecida, así como 30.000 euros a cada uno de los padres y hermanos de la misma.

Ejemplo de negligencia médica por fallo en la custodia

Otro ejemplo de negligencia médica es el de la aseguradora de una clínica bilbaína que tuvo que indemnizar a una pareja que recurrió a la fecundación ‘in vitro’ tras descubrir que sus gemelos, de algo más de dos años, son de otro hombre. Tras denunciar al centro, la sentencia condenó a la aseguradora a indemnizar a la pareja con 230.000 euros por un fallo en la custodia y por daños y perjuicios, aunque el padre no renunció a la paternidad.

Negligencias médicas en España

Ejemplo de negligencia médica en un parto

Y, por último, en este relato de algunos ejemplos de negligencias médicas, os dejamos la mayor indemnización por mala praxis médica impuesta en España. El juzgado de lo Penal número 1 de Ciudad Real impuso el pasado enero al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) el pago de una indemnización de 5,5 millones de euros, que tendrá que abonar a la familia de una niña que quedó tetrapléjica por una serie de negligencias médicas en su parto.

Respecto a este asunto, recientemente, la presidenta de la Asociación Defensa del Paciente, declaraba en RTVE: «Por mucho sufrimiento que tengamos no hay que dejarlo pasar, hay que denunciar».

Qué hacer ante una negligencia médica

Ante un triste suceso de este tipo muchos nos preguntamos qué hacer ante una negligencia médica. En primer lugar, e independientemente de si la negligencia se produce en un centro sanitario público o privado, lo importante es hacerse con el historial clínico. En este informe es donde aparecerán reflejadas las pruebas realizadas y los documentos de consentimiento informado, documentación esencial para presentar una reclamación.

El siguiente paso es ponernos en manos de abogados solventes, especialistas en negligencias médicas, como Giménez & Asociados, para interponer una indemnización por negligencia médica, reclamando daños y perjuicios que hemos sufrido a consecuencia de la misma. La indemnización comprenderá tanto la valoración de las lesiones o secuelas que nos hayan quedado, como la incapacidad temporal, es decir el tiempo que han tardado las lesiones en curar o estabilizarse. E incluso se puede reclamar daño moral.

Asimismo, en esta reclamación de indemnización por negligencia médica también se puede pedir daños materiales, esto es, los gastos que hayamos debido afrontar como consecuencia de la negligencia (transporte, rehabilitación …). La pérdida de capacidad económica o lucro cesante que ha sufrido la víctima también puede ser objeto de reclamación, siempre que esté debidamente acreditada.

Por otro lado, en este apartado sobre cómo actuar ante una negligencia médica es importante saber que existen diferentes tipos de procedimientos para reclamar una indemnización por negligencia médica. Son las negligencias médicas cometidas en centros médicos públicos o las sufridas en centros médicos privados. De tal forma que, según el centro donde se haya desarrollado la negligencia médica se debe actuar de una forma u otra.

En el caso de ser en un centro de carácter público, el procedimiento habitual para solicitar indemnización por negligencia médica será una reclamación por responsabilidad patrimonial. En cuanto a los plazos, se tendrá como máximo un año desde que ocurre la negligencia médica, es decir, desde que el paciente fallece o empiezan a curarse las lesiones provocadas.

Sin embargo, si la negligencia médica ocurre en un centro sanitario privado, la demanda será por responsabilidad civil, contra los causantes de daño y ante los Tribunales de Justicia de la jurisdicción civil. En lo que se refiere al plazo de prescripción, lo habitual es de 5 años (en el caso de Responsabilidad Contractual), aunque podría ser de 1 año, en el caso de responsabilidad extracontractual. Este plazo empezaría a contar, igual que en el caso anterior, desde la ocurrencia de la negligencia médica, desde el fallecimiento del paciente o desde que empieza a curarse de las lesiones provocadas.

De todas formas y a la vista de estos procedimientos, lo más recomendable, como apuntábamos más arriba, es ponerse en manos de expertos abogados en negligencias médicas. Giménez & Asociados cuenta amplia experiencia resolviendo casos de este tipo. Nuestro método de trabajo consiste, en primer lugar, en la realización de un estudio exhaustivo de la documentación y análisis en profundidad de la situación, posteriormente y a la vista de los resultados, nuestros abogados especializados en negligencias médicas le asesorarán, para lograr la indemnización correspondiente a los daños sufridos. Si lo desea, puede contactar con nosotros en el teléfono 617 48 40 80, o bien, a través del formulario de nuestra web.

La sentencia del IRPH: cómo reclamar

En los últimos meses, en el despacho de abogados Giménez & Asociados, como firma experta en reclamaciones bancarias, hemos advertido como se han multiplicado las consultas respecto al IRPH: ¿Qué es el IRPH? ¿Cómo saber si tengo IRPH en mi hipoteca? ¿Me afecta la sentencia del IRPH? ¿Cómo actuar?

Y es que han sido muchas las noticias sobre el IRPH en 2020, que se vieron ampliamente incrementadas desde que se dio a conocer la histórica sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el pasado 3 de marzo, en la que se afirmaba que este índice podía ser abusivo por falta de transparencia. Tras las primeras sentencias del IRPH favorables de jueces españoles, muchas son las personas afectadas que se han animado a reclamar.  Se calcula que un millón de personas tienen referenciada su hipoteca con IRPH.

Sentencia del IRPH

¿Qué es el IRPH?

El IRPH o Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios es uno de los tipos de interés más utilizados en nuestro país, junto al también muy conocido Euribor. Regulado por el Banco de España, tuvo su momento álgido durante la expansión inmobiliaria, donde un importante número de cajas de ahorros usaron el IRPH como índice de referencia para actualizar el tipo de interés variable de las hipotecas de sus clientes, en lugar del Euribor.

Las hipotecas acogidas a este índice poseen un tipo de interés muy alto, que se extrae haciendo una media de los intereses aplicados por cajas de ahorro y bancos.

 Sentencia sobre el IRPH

Como decíamos más arriba, la sentencia del Tribunal Europeo con sede en Luxemburgo de manera histórica corregía al Tribunal Supremo español y trasladaba a los jueces de nuestro país la potestad de decidir si la aplicación en cientos de miles de hipotecas del índice IRPH fue transparente o abusiva. Al mismo tiempo, la sentencia del IRPH desestimaba los argumentos de las entidades financieras, que alegaban que éste no podía en ningún caso considerarse abusivo, ya que está regulado por el Banco de España.

En concreto, la sentencia del IRPH explica que los tribunales españoles «deberán asegurarse del carácter claro y comprensible» de todos los términos de contratos de préstamo hipotecario que usen estas cláusulas”, Es decir, los jueces nacionales son los que deben controlar si en el momento de la comercialización del préstamo, la entidad bancaria facilitó al consumidor, la información precontractual obligatoria, para que este último pudiera adoptar una decisión meditada y fundada para contratar precisamente ese producto, en este caso el IRPH u otro.

La sentencia del IRPH continúa diciendo «si llegaran a la conclusión de que son abusivas, podrán sustituirlas por un índice legal aplicable de manera supletoria para proteger a los consumidores en cuestión de las consecuencias especialmente perjudiciales que podrían derivarse de la anulación del contrato de préstamo».

Es decir, a partir de esa fecha, los clientes tenían vía libre para reclamar la abusividad por la falta de transparencia en la comercialización de las hipotecas con IRPH.  Y las reclamaciones no se han hecho esperar. Ya son 41 las sentencias falladas tras el pronunciamiento del TJUE, 27 han resultado favorables al consumidor y 14, en contra. La mayoría de las sentencias dictadas a favor del consumidor sustituyen el IRPH por euríbor

Sin embargo, muy recientemente, un juzgado de Toledo ha rechazado un recurso de Banco Popular y ha confirmado la nulidad de una hipoteca con IRPH, dejando que el préstamo sobreviva sin remunerar. Por primera vez, prospera en segunda instancia un caso así, en el que se considera que el préstamo puede seguir de forma gratuita, sin devengo de interés alguno a favor del hipotecado.

Como saber si la hipoteca que tiene IRPH

¿Cómo saber si tengo IRPH en mi hipoteca?

Es normal que llegados a este punto muchos se estén preguntando cómo saber si tengo IRPH en mi hipoteca. No hay que alarmarse, averiguarlo es realmente fácil. Ofrecemos dos vías para identificar si una hipoteca tiene IRPH:

Consultar el contrato hipotecario

En la cláusula Tercera del contrato hipotecario, donde generalmente, se encuentra el epígrafe “Tipo de interés variable”, aparecerá una expresión parecida a: «Tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años, para la adquisición de vivienda libre, concedidos por el conjunto de entidades…». En el caso de no disponer del contrato hipotecario, se recomienda solicitar una nota simple al notario donde se firmó el mismo.

Analizar el recibo de la hipoteca

Si la hipoteca tiene IRPH también se puede averiguar consultando el recibo de la hipoteca mensual. Si el interés que se paga es superior al 2% es muy probable que el préstamo hipotecario tenga aplicado el IRPH.

Por otro lado, es importante señalar que actualmente las hipotecas apenas se referencian a partir del IRPH.

Cómo reclamar el IRPH

Una vez detectada que nuestra hipoteca tiene IRPH, es esencial acudir a profesionales cualificados, expertos en Derecho Bancario y Derecho de la Unión Europea, como Giménez & Asociados. Nuestro despacho cuenta con amplia experiencia profesional y judicial en reclamaciones por cláusulas abusivas a los bancos.

De esta manera, en principio, realizaremos un análisis en profundidad de su préstamo hipotecario, con el objeto de indicarle la viabilidad de su reclamación. En este sentido, es importante señalar que, de acuerdo con la sentencia del TJUE sobre el IRPH, no todas las reclamaciones son viables, y que es necesario examinar en profundidad cada caso concreto.

Cómo hacer la reclamación del IRPH

Tras confirmar que la reclamación del IRPH es viable, en Giménez & Asociados redactaremos, previamente, una reclamación extrajudicial a la entidad bancaria, quien dispondrá de un plazo de dos meses para pronunciarse al respecto. Transcurrido dicho plazo, si el banco o la caja de ahorros, no ha respondido o lo ha hecho negativamente, procederemos a la demanda ante el juzgado competente. Para ello se precisará de la intervención de abogado y de procurador.

Desde Giménez y Asociados, aconsejamos que estudien sus hipotecas o nos consulten. Las noticias sobre el IRPH y las hipotecas afectadas son muy reveladoras. Para muestra un botón: el periódico El Mundo calcula que “los consumidores que vincularon sus hipotecas al IRPH han pagado 4.951 millones de euros de más por sus préstamos que aquellos que lo vincularon al Euribor tras la caída de este último por la bajada de tipos aprobada por el BCE”.

El papel del abogado en los accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico son una triste realidad que cada año afecta a miles de personas en España. Todo aquel que alguna vez se ha visto envuelto en un suceso de estas características sabe y le será familiar esa sensación de ansiedad y frustración que genera. No importa si las lesiones físicas provocadas por el siniestro no son importantes o quién fue el culpable, las consecuencias suelen alterar nuestra vida cotidiana, con secuelas que pueden ser de índole físico o psicológico.

Asimismo, en la inmensa mayoría de los casos, estos accidentes de tráfico plantean una serie de cuestiones legales de gran magnitud, que sus víctimas, lógicamente, no están en condiciones para afrontar. De tal manera que, esto, unido a la falta de información o al desconocimiento legal, provoca en muchos casos la pérdida de la indemnización por accidente de tráfico que justamente les pueda corresponder.

Indemnización por accidente de tráfico

Es en estos momentos cuando hay que destacar la función del abogado de accidentes de tráfico.

El abogado para accidentes de tráfico: compañía de seguros y particular

Abogado de la compañía de seguros

El abogado para los accidentes de tráfico puede ser de la compañía de seguros o bien un abogado particular. No tiene por qué haber gran diferencia entre ambos en cuanto a preparación y conocimientos jurídicos sobre la materia. Sin embargo, es preciso señalar que el cliente del abogado de la compañía de seguros no es sólo el asegurado sino también la propia compañía. De tal manera que, indiscutiblemente, éste velará también por los intereses de la compañía aseguradora.

Así, en el caso de existir un conflicto de intereses entre la compañía de seguros y el asegurado, este abogado debería apartarse del asesoramiento del asegurado y no poder continuar con la reclamación del asegurado.

Abogado particular

Evidentemente, esto no sucede con el abogado particular que, al tener únicamente como cliente a la persona que padece el accidente, solo y únicamente se preocupará por los intereses de éste.

Por otra parte, en el caso de que existan lesiones, la compañía aseguradora no pone a disposición del asegurado un abogado para accidentes de tráfico hasta que éste no lo solicita. Aquí se pierde un tiempo fundamental, donde el abogado puede asesorar e informar al lesionado sobre los trámites a seguir.

Abogado para accidentes de tráfico

El abogado particular te ayudará a tratar con las aseguradoras, te orientará, te señalará los requisitos a seguir, te acompañan durante todo el proceso y luchará para que obtengas una indemnización por accidente de tráfico justa y conforme a los daños y pérdidas ocasionadas durante el suceso.

Y así es como trabajamos en el despacho de abogados Giménez & Asociados. Nuestros servicios profesionales se basan en asesorar al lesionado desde el primer momento y evitar errores en la tramitación de la reclamación de la indemnización por accidente de tráfico.

Nuestro equipo de abogados de accidentes de tráfico en Cádiz, con amplios conocimientos y experiencia en la materia, ofrece asesoría jurídica completa, orientando a nuestros clientes en todas las gestiones que se deriven de accidentes viales, con el objeto de que todo el proceso sea un éxito.

Proceso de reclamación e indemnización por accidentes de tráfico

Como decíamos más arriba, después de un accidente de tráfico, es posible reclamar una indemnización por los daños y perjuicios causados, ya sean personales o materiales, como el no poder usar el vehículo durante un periodo de tiempo. Dichos daños se refieren a una indemnización por el tiempo de baja o por las secuelas provocadas por el suceso, o el reintegro de las facturas de los gastos, etcétera.

Indeminzación por accidente de tráfico

Para ello, la ley establece un proceso, que vamos a intentar desgranar brevemente, gracias a Diario Jurídico.

Nueva legislación para calcular la indemnización por accidente de tráfico

Hasta el año 2016, la indemnización por accidente de tráfico se materializaba a través de un juicio de faltas. La Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación (Baremo de tráfico), renovó a fondo este método, incorporando una serie de importantes modificaciones que tienen un alcance tanto sustantivo como procesal, creando incluso un procedimiento extrajudicial para determinar la indemnización a través de la oferta motivada.

Asimismo, la reclamación por vía penal queda reservada para los supuestos más graves, como la reclamación de indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico o lesión grave y también en los casos de la comisión de un delito contra la seguridad vial (Como la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas, por ejemplo) si no hay un delito concreto la reclamación se debe cursar por vía civil.

Sistema de valoración: Baremo de tráfico

En este apartado, mostramos algunos ejemplos de indemnizaciones por accidentes de tráfico, basado en el baremo de tráfico, con las posibles cuantías que se pueden llegar a percibir ante diferentes lesiones en un siniestro.

Así, las secuelas derivadas de estrés postraumático se indemnizan hasta los 15.000 euros, la pérdida incisivo o molar, hasta 2.000; las Algias postraumáticas (dolor residual), hasta 10.000; las secuelas de luxación acromioclavicular, hasta 5.000, la hernia discal, hasta 15.000, mientras que la limitación de la movilidad de la muñeca se indemniza hasta 8.000 euros.

Es importante aclarar que estas cantidades son máximas, las indemnizaciones reales dependerán de múltiples factores y de cada caso en particular, que debe ser analizado por un abogado especialista en accidentes de tráfico. Además, hay que tener en cuenta que son una pequeñísima muestra de la tabla completa del baremo médico de clasificación y valoración de las secuelas, que incluye la mencionada Ley de 2015.

En Giménez & Asociados, somos expertos en esas baremaciones, de tal manera que te ayudamos a conseguir la indemnización por accidente de tráfico que sea más justa para ti.

Como te decíamos, disponemos de un amplio equipo legal experto en accidentes de tráfico. Calculamos, según el baremo, la indemnización máxima que legalmente te corresponde según los daños y perjuicios producidos

No lo dudes, si has tenido un siniestro, ponte en manos de los mejores abogados en accidentes de tráfico.